Home / Entrevistas  / Klaus Lange, la persona detrás del personaje

Klaus Lange, la persona detrás del personaje

Fotos: Matías Capizzano  - Julián Sarracino – Sailing Energy YO USO EL DEPORTE PARA CRECER COMO PERSONA. NO SOY UNA PERSONA “RESULTADISTA” EN EL SENTIDO DE QUE SI NO CUMPLO UN RESULTADO, LO DEJARÉ DE HACER

Fotos: Matías Capizzano  – Julián Sarracino – Sailing Energy

YO USO EL DEPORTE PARA CRECER COMO PERSONA. NO SOY UNA PERSONA “RESULTADISTA” EN EL SENTIDO DE QUE SI NO CUMPLO UN RESULTADO, LO DEJARÉ DE HACER PORQUE ME GUSTA EL CAMINO Y CON EL TIEMPO QUE LLEVO EN EL ALTO RENDIMIENTO ME DOY CUENTA DE QUE PUEDO OBSERVAR LAS COSAS Y EL CAMINO RECORRIDO, AHORA CON MAYOR MADUREZ ENTIENDO MÁS LOS PROCESOS, ASÍ QUE MIENTRAS MANTENGA ESA CONCIENCIA Y PUEDA DISFRUTAR DE LO QUE HAGO, VIAJAR Y HACER ALGO CON PASIÓN, NO TIENE PORQUÉ HABER UN FIN, PENSAR EN UN FIN.   

Klaus Lange

Klaus Lange es el menor de la dinastía Lange-Saubidet. A sus 24 años es una clara combinación de todos los elementos de su legado familiar tanto en arte como en deporte. Se podría decir que ha logrado inventar la mejor versión de si mismo.

Aprovechando una breve estadía en nuestro país, su país, previo a su viaje a Inglaterra tuvimos la suerte de lograr un espacio para conversar con él sobre su presente y sus proyectos.

Barcos: Klaus, ¿cómo te presentarías en este momento?

Klaus: Soy Klaus Lange, deportista de alto rendimiento y represento a Argentina en la Clase 49er y estoy por viajar a Inglaterra a correr el Campeonato Europeo de la clase.

Barcos: ¿Qué significa para vos llevar el apellido Lange? ¿Cuál es su peso, lo hubiera?

Klaus: Para mi, simplemente es lo que me tocó. Uno nace en una familia, con ciertos individuos y me tocó tener el padre que tengo, que él mismo se creó su propio nombre y apellido, que es Santiago Lange. Mi nombre es distinto, yo tengo mi camino, hago mi carrera. También, dentro de mi familia hay tanta diversidad y diferentes gustos… Generalmente se lo relaciona con el deporte porque eso es lo que se heredó de mi padre, pero hay también una parte artística que disfruto un montón y me completa mucho. Mi madre, Silvina es bailarina y 100% artista. También tengo dos hermanos mellizos, Borja que estudia música en el conservatorio de Barcelona, gran músico que tiene una creatividad enorme y Theo es recontra creativo y le gustan muchísimo las manualidades. Considero que el arte no es sólo pintura sino que abarca varios profesiones.

Barcos: Vos sos tripulante en el 49er, ¿cómo es navegar con tu hermano mayor, Yago de timonel?

Klaus: La verdad es que es algo que a veces me cuesta comprender, porque somos un equipo y yo lo veo más como un compañero dentro del equipo. Tenemos bastante diferencia de edad y por eso nos gustan cosas bien distintas. 

Pero por suerte congeniamos en algo tan importante, en este caso como es el deporte y eso sí lo podemos disfrutar juntos. Sí, el mayor desafío que tenemos es lograr ser buenos compañeros más que hermanos.

Barcos: ¿Cómo fue que empezaste a navegar? Tus inicios, ¿fueron en Optimist?

Klaus: Sí, como socio del Náutico San Isidro empecé en Optimist y seguí con 29er, con Mateo Majdalani y Nachito Varisco. Pasé toda mi infancia y adolescencia representando al club.

Barcos: En este momento vos estás haciendo tu carrera en 49er. ¿Tu idea es seguir en la clase, cambiar de clase, competir solo o correr en barcos grandes?

Klaus: Mi filosofía de vida es que “nada es para siempre”. Ahora estoy 100% en el proyecto 49er poniendo en foco los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Mi vida profesional como navegante me abre varias ramas, así que de a poquito tendré que ir encontrando qué es lo que me gusta. Ya he navegado en barcos grandes como Soto 40 y como spare crew en el TP52 “Azzurra”, pero me doy cuenta que me moviliza mucho y me encanta el dinghy, o sea los barcos chicos y siento que ahí es donde uno realmente aprende y construye la sensibilidad de lo que es la náutica, la conexión real con el barco. En este momento el camino olímpico es mi pasión y lo que me hace crecer como deportista.

Barcos: En estos días en que estuviste en Buenos Aires, con tus amigos o en otros momentos, ¿sentis que dejas de hacer cosas por tu profesión? ¿Podes ser Klaus Lange a full sin perderte diversión propia de tus amigos?

Klaus: No, ¡soy Klaus Lange! Como te digo, no soy sólo deporte. También tengo una madre que tiene muchísima pasión por lo que hace, no es que me pongo de un lado o del otro sino que soy las dos cosas, soy lo que es mi padre, que es deporte y soy lo que es mi madre, que es amor, hogar, pasión. Muchas veces la prensa te quiere llevar para el lado de lo que vende, pero yo fui criado por mi vieja y mi viejo. ¿Si dejo de hacer cosas por mi profesión? Obvio, la vida del deportista es super sacrificada. Me encantaría estar más tiempo en Buenos Aires, establecerme más tiempo en un lugar y hoy mi vida no me lo permite porque esto es un trabajo full time. Tengo que viajar para estar en competencia y obviamente es un esfuerzo grande, se dejan muchísimas cosas de lado como la familia, el hogar y los amigos.

Barcos: Sí, es cierto… Y en cuanto al entrenamiento, ¿en qué consiste? ¿Tenés una rutina?

Klaus: Depende. Las pretemporadas las hacemos generalmente en Buenos Aires y son días o semanas de mucho trabajo donde diariamente hacemos dos o tres estímulos: uno de gimnasia, normalmente por la mañana y otro de agua, por la tarde y ese es el momento del año donde realmente podemos empujar la parte física y la parte de horas en el agua para llegar con una buena  puesta a punto para toda la temporada.

Barcos: ¿Quién es su entrenador? ¿Tienen otro tipo de apoyo, como psicológico, etc?

Klaus: El entrenador es Miguel Sau-

bidet, tío nuestro, hermano de mi vieja. También, en algunos viajes nos acompaña Juan Simón Paiz, psicólogo y profe de yoga y tenemos prácticas y charlas donde encara más que todo la parte psicológica. Hoy en día es nuestro gran desafío poder generar esa  unión en el equipo que es clave para los momentos duros del proyecto.

Barcos: ¿Hasta dónde te gustaría llegar, cuál sería tu meta personal?

Klaus: Yo uso el deporte para crecer como persona. No soy una persona “resultadista” en el sentido de que si no cumplo un resultado, lo dejaré de hacer porque me gusta el camino y con el tiempo que llevo en el alto rendimiento me doy cuenta de que puedo observar las cosas y el camino recorrido, ahora con mayor madurez entiendo más los procesos, así que mientras mantenga esa conciencia y pueda disfrutar de lo que hago, viajar y hacer algo con pasión, no tiene porqué haber un fin, pensar en un fin.

Barcos: Este proyecto debe tener un costo, ¿no? ¿Cómo se sostiene económicamente?

Klaus: Nuestros mayores sponsors son Redbull y el ENARD. También tenemos patrocinadores que nos acompañan y valoramos muchísimo como Magic Marine, que nos provee la ropa técnica, Underarmour, que nos da la ropa para entrenar, los Petersen Cuisine y FSE, cabos.

Barcos: ¿Quién lleva la organización de este equipo?

Klaus: El equipo, está bastante bien organizado y por suerte las responsabilidades están claras. A Yago le gusta más la parte de logística, organización, planificación y administración y a mi me gusta más la parte de mantener y arreglar el barco, más manual del cuidado de material. 

Barcos: Finalmente, por todo lo que hablamos parece que tenés una apertura mental tan bien enfocada que descartamos el éxito personal.

Klaus: Yo me doy el espacio y la posibilidad que las cosas pueden cambiar y me siento flexible a aceptar lo que venga

Barcos: Klaus, realmente fue un placer conocer tu estilo de vida, tu filosofía y tu sencillez. De a poco te fuiste abriendo camino y transitas por un período de aprendizaje, que a tus 24 años se traducen como una madurez y una apertura a lo que venga sin pensar en el resultado de esta competencia deportiva, en la que estás dejando lo mejor de vos junto a tu hermano y compañero Yago. Son experiencias que te “abren la cabeza”

arte@barcosmagazine.com

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.