Home / Mantenimiento  / Revisión del corazón

Revisión del corazón

Seguramente hemos oído alguna vez que la sala de máquinas es el corazón del barco. Pero también aplica una situación normal: muy pocas veces se realizan allí los controles necesarios para tener una navegación segura.

Seguramente hemos oído alguna vez que la sala de máquinas es el corazón del barco. Pero también aplica una situación normal: muy pocas veces se realizan allí los controles necesarios para tener una navegación segura. Es el lugar donde todos los servicios y sistemas de a bordo están instalados y funcionan para que el barco tenga movimiento y vida propia. Ofrecemos algunos tips para realizar en forma frecuente una recorrida, primero en forma personal y, de existir alguna anomalía y que no esté la solución a nuestro alcance, con la ayuda de un profesional.

Texto y fotos: Gustavo Revel

1. Motor/es propulsor/es: Una sala de máquinas podrá tener uno o dos motores (más de dos en equipos especiales) siempre referidos a los del tipo interno ó dentro fuera. La primera tarea es realizar, previo a cada zarpada, una recorrida visual del conjunto, a los efectos de encontrar pérdidas de aceite, sopladuras de juntas, pérdidas de combustible, o de agua de refrigeración –ingreso o por escape-. Indispensable seguir con los requerimientos del fabricante del motor, acorde a manual de  usuario, a marca y tipo de motor. Cambios de aceite y filtros, ajustes, nivelado, control de tacos de apoyo, chequeo de alternador,  funcionamiento de alarmas, vibraciones, etc. El manual de servicio además de la experiencia y controles personales harán que su motor sea seguro, eficiente y económico en mantenimiento.

 

2. Sistema de combustible: Tanto motor/es principal/es y los generadores son alimentados por combustible –nafta o diesel- mediante un sistema de cañerías, simple a veces y algo más complejo si existen varios tanques a bordo. Los sistemas de cañerías interconectan la carga y venteo del combustible en los tanques; posteriormente, las cañerías llevan el vital fluido hacia la bomba del motor; en motorizaciones diesel hay cañerías de retorno; tal vez, adicionalmente, hay interconectando de varios tanques a bordo. Las cañerías pueden ser metálicas o de goma, estas últimas aptas para combustible acorde normas locales o internacionales. El seguimiento visual de las mismas debe ser previo a cada salida, un check rápido para verificar inexistencia de pérdidas de combustible –además del sniff test-. Si las cañerías son mangueras de goma, no deben estar cuarteadas, ni con curvas exageradas, evitando su estrangulamiento; deben poseer doble abrazadera en las partes de conexionado a un elemento rígido (cañería rígida a manguera, llamado también acople flexible); deben estar ajustadas en forma prolija sobre los elementos que así lo permitan, estar protegidas a la abrasión, a la temperatura excesiva y de posibles roturas mediante elementos cortantes o de la inesperada “pisada” o enganche de una persona que ocasionalmente pase por allí. Es conveniente renovar las mangueras en forma integral cada dos o tres años, de acuerdo a la cantidad de horas servicio del motor. Si el motor es naftero, el control debe ser mucho más exhaustivo, pues de existir pérdidas, los vapores de las naftas pueden ser letales (explosivos). Si las cañerías son rígidas, sólo deberá tenerse en cuenta el ajuste de las mismas y el conexionado base se realizará en los lugares disponibles asignados por el profesional habilitado acorde su experiencia; las uniones manguera – caño, deberán ajustarse con acoples flexibles (mangueras de goma) evitando roturas por vibraciones. Todas las mangueras, además de aptas para hidrocarburos. Serán de uso profesional y con retardantes ignífugos en su composición.

 

3. Filtros de combustible: Instalados siempre lejos de baterías o sistemas eléctricos, en especial si el combustible es nafta. Al colocarlos, se tendrá en cuenta: espacio para remoción del elemento filtrante o el purgado del filtro –canilla inferior en el mismo  para vaciado de agua en combustible-. Por debajo del filtro – o batería de filtros) deberá existir una pequeña bandeja antiderrame. La verificación consiste, simplemente, en observar que todas las mangueras de conexionado –de tanque a filtro y filtro a motor- estén firmemente aseguradas mediante doble abrazadera o sistema superior, su correcto estado de mantenimiento: las mangueras, debe ser de componente ignífugo, taxativamente.

 

4. Tanques de combustible: La embarcación puede contar con más de un tanque. En todos los casos, deben buscarse pérdidas en las costuras, soldaduras, estado de los acoples de  mangueras o cañerías conexionadas al mismo, estado y funcionamiento de las válvulas individuales o las de corte rápido, manuales o  electro válvulas, bocas de inspección – si existen- y demás componentes que se aplican prolijamente sobre el tanque –salidas, retornos, chupadores, medidores de nivel etc, -. Ante la menor  pérdida o marca de transpirado, debe repararse o cambiar las mismas, o reparar el tanque, si fuera necesario. Como punto final, se debe controlar  la fijación del tanque, mediante zunchos especiales.

 

5. Baterías. Olvidadas hasta su agotamiento total, deben ser chequeadas en su estado y capacidad; el conexionado deben ser firme, los cableados deben ser correctamente amurados a los elementos del barco, en forma prolija, y deberán responder a la sección correcta previamente calculada. Las baterías deben estar dentro de cajas especialmente adaptadas para que los gases vertidos por los ácidos internos puedan ventearse al exterior. Las baterías deben instalarse en lugares seguros, frescos y lejos siempre de cualquier cañería de combustible. Verificar el estado de los fusibles aéreos de protección.

 

6. Bombas de achique: La instalación de las bombas de achique en el barco, en especial en sala de máquinas merece prioritaria atención, por estado y funcionamiento. Debe verificarse que la sentina esté limpia en su totalidad, con imbornales destapados, para permitir que el agua llegue a los puntos más bajos y las bombas puedan cumplir su cometido. Las mangueras de descarga al exterior –preferiblemente cañerías por cuestiones de seguridad- deben estar colocadas en forma visible, sin exceso de curvas, respetando alturas de inundación y con el cuello de cisne por seguridad en el extremo superior previo a la salida del pasacasco. Las bombas, -manuales, manuales-automáticas-deben accionarse con especial frecuencia para chequear que estén activas. Recuerde: en caso de avería, debe activarse una bomba y si el agua supera el nivel, se activará la segunda.

 

7. Inverters y/o cargadores de baterías: Gran parte de las salas de máquinas poseen estos equipos; controle que estén amurados firmemente –son pesados- a la banda o al mamparo, y  lo más cerca posible del banco de baterías. Es importante evitar el contacto con el agua de estos equipos y su ubicación será de acceso rápido para su control, seteo o reparación. Los cables de entrada y salida deben estar perfectamente alineados.

 

8. Conexionado eléctrico: En una sala de máquinas la electricidad necesaria para los servicios deriva en una importante cantidad de conexionados: barras, llaves térmicas, llaves de corte, fusibles etc. Se recomienda concentrarlos en cajas protegidas, en forma ordenada, de fácil acceso, separando 12/24 de 220 volt. Identificar las mismas, y ubicarlas siempre por sobre la flotación. Las llaves de corte de baterías, disyuntor y toma a tierra, tendrán su lugar estratégico para accionamiento y acceso rápido. Mire siempre que el estado de los cables sea prolijo, conexiones seguras, nunca con cinta aisladora, con cables con los colores acorde a normativa.

 

9. Grupo electrógeno: Algunas embarcaciones poseen una fuente auxiliar eléctrica. Funcionan con combustible diesel; por ese motivo, se debe controlar todo el conexionado de combustible, la salida de escape –que es independiente-, su sistema eléctrico de generación hacia las barras del tablero principal. Son dos temas independientes: funcionamiento del motor como tal – que incluye su propia batería de arranque- y verificación de generación eléctrica. Importancia absoluta para la vida y seguridad del barco.

 

10. Accesos, salidas, tomas de mar, tomas de aire: velar que el acceso a sala de máquinas sea seguro, estanco y los pisos o espacios posibles de acceso sean seguros. Cada toma de aire deben ser con trampa de agua y, en caso de barcos de mayor porte, además de los cortes de combustible a distancia por emergencia, tendrán los cierres de  tomas de aire en forma automática. Todas las tomas de mar o salidas al exterior –fondo o zona de flotación- deben tener siempre una esclusa de media vuelta, metálicas, sin excepción: verifique su estado general.

 

11. Sistema anti incendio: En motorizaciones internas desde 150 hp, es recomendable –obligatorio en disposiciones locales e internacionales- proveer un sistema antiincendio fijo dentro de sala de máquinas, -diesel o naftero-. Es prudente tener bien lograda la instalación y uso de este dispositivo, sea por sistema externo, manual o automático, operable desde el exterior.

 

12. Los  blowers para extracción de gases de combustible deben funcionar correctamente para enviar los gases al exterior previo a la puesta en marcha – obligatorio en motores nafteros–; es necesario controlar el funcionamiento y el conexionado y estado del caño flexible al exterior, siempre.

 

13. La iluminación de sala de máquinas es vital;  gracias a los leds, es simple, seguro y efectivo. Estos artefactos, deben colocarse para iluminar la mayor cantidad de sectores para eventuales reparaciones sin luz de día, lugares confinados o partes inferiores de los motores principales. Gracias a los leds, se puede duplicar la intensidad lumínica focalizada con la mitad de consumo. Imprescindible.

 

14. Bombas de agua, termotanques y cañerías de agua dulce: verificar pruebas y funcionamiento. Corrija pérdidas y mantenga perfectamente delineada las cañerías de servicio. Desinfecte el tanque una vez al año.

 

15. Holding tank, servicio sanitario: Para barcos que posean este sistema a bordo, es aconsejable que los tanques estén siempre activos, sean vaciados con frecuencia, y desinfectados; remover y reemplazar los filtros anti olor, al igual que las mangueras que unen inodoros con el tanque acorde a uso. Las llaves de descarga a exterior (al agua o desde cubierta) deben ser de fácil acceso, y la bomba debe estar ubicada en lugar accesible, para control de funcionamiento. Verifique el estado de los medidores del tanque, y los botones interruptores en caso de estar el tanque lleno.

arte@barcosmagazine.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT