Home / kitesurf  / LIOR SOFER

LIOR SOFER

Bienvenidos una vez más a la sección ¨Presentando Perfiles¨ dentro de nuestro amado wakeboard. Esta vez nos fuimos hasta Israel para presentar a una de las máximas estrellas internacionales de este deporte. Por Sofy Grimau Su nombre es

Bienvenidos una vez más a la sección ¨Presentando Perfiles¨ dentro de nuestro amado wakeboard. Esta vez nos fuimos hasta Israel para presentar a una de las máximas estrellas internacionales de este deporte.

Por Sofy Grimau

Su nombre es Lior Sofer y tiene 32 años. Nacido en Israel, dedicó su vida a entrenar y competir internacionalmente en el más alto nivel del Wakeboard en Cable. Fue Campeón Mundial 2 veces y actualmente está rankeado como Nº 1 del mundo por la Federación Internacional IWWF (International Waterski and Wakeboard Federation). Es un placer para nosotros contar con una entrevista exclusiva de este Astro del wakeboard internacional. ¡Bienvenido Lior a Barcos Magazine, la comunidad wakeboarder argentina y los aficionados estamos ansiosos por saber un poco más de vos!

-Sofy Grimau: ¿Cómo conociste el wakeboard y a qué edad comenzaste a practicarlo?

-Lior Sofer: Cuando tenía 9 años mis padres nos llevaron a mi y a mis hermanos al lago de Galilea al norte de Israel a pasar unos dias en familia. Era un viaje familiar que solíamos hacer de vez en cuando. Teníamos que manejar 3 horas para llegar desde casa, pero valía la pena hacerlo porque en aquel momento ése era el único lago donde podían circular embarcaciones y mi padre tenía un pequeño bote de esquí que llevábamos para divertirnos en el agua. De chicos con mis hermanos teníamos una tablita que usábamos para ser remolcados con el bote y nos divertíamos todo el día jugando con eso, tirándonos al agua y compartiendo el día en familia. Una vez, un amigo de mi padre se sumó a nuestro programa familiar y le dijo que nos hiciera probar con los esquíes en el agua. Por supuesto mis hermanos dijeron que no, entonces yo dije lo mismo. Yo sólo quería ser remolcado con la tabla que usábamos siempre porque ya sabía era divertido y eso era lo que me gustaba hacer. Pero el amigo de mi padre no nos hizo mucho caso y se puso los esquíes, me subió en sus hombros y mi padre lo remolcó con el bote mientras él esquiaba conmigo. Y la verdad es que me resultó una experiencia muy divertida. Así fue como conocí el esquí acuático por primera vez.

Años más tarde, cuando cumplí 13, mi padre me comentó que había un lago en Tel-Aviv donde se podía hacer esquí acuático siendo acarreado por un cable-ski y que ya no necesitábamos manejar 3 horas hacia el norte para ir al Lago de Galilea. El de Tel-Aviv quedaba sólo a 25 minutos de casa, lo que hacía que todo fuese más fácil para practicar el deporte que tanto me había gustado. Pero como en aquel momento aún iba al colegio sólo podía ir los fines de semana y sólo una o dos veces al mes. Entonces cuando cumplí 17, comencé a trabajar en dos trabajos distintos para poder comprarme el pase de temporada en el cable-ski y todo el equipo que necesitaba para esquiar. En aquel momento los mellizos Omri y Roy que yo conocía del colegio y con quienes había compartido varias tardes en el lago de Tel-Aviv, se mudaron a Estados Unidos y luego de un año, cuando regresaron a Israel, me llamaron para que nos encontráramos en el lago porque habían comprado una tabla nueva en Estados Unidos que yo también debía probar. Era una tabla de wakeboard. Éramos todos chicos y estábamos todos los días en el lago jugando y divirtiéndonos con los esquíes, o el esquí de figura o una tabla de surf que también usábamos para ser remolcados por el cable. Yo usaba la tabla de surf porque me encantaba la sensación. Pero cuando los veía a Omri y Roy practicando con esa tabla que habían comprado, que era tan rara, me parecía increíble ver que podían volar tan alto y hacer trucos rarísimos que yo no podía hacer con la tabla de surf, entonces quise probar y les pedí que me la prestaran. Al principio me resultó un tanto incómodo adaptarme pero después de un par de vueltas ya había entendido cómo manejarla. Fue ahí cuando me di cuenta de que quería una tabla de wakeboard como la que tenían ellos pero salía muy cara. Asi que empecé a trabajar en el Cable-ski de Tel-Aviv para poder pagarme el pase de temporada de verano y ahorrar para poder comprarme mi tabla también…

-Sofy Grimau: ¿A qué edad descubriste que podías ser profesional y dedicar tu vida a este deporte? ¿Cómo fue la transición de practicarlo recreativamente para luego ser un wakeboarder profesional?

-Lior Sofer: Aquel año, luego de comprarme mi tabla de wakeboard, ya éramos un grupo grande de amigos (10-12 chicos) que siempre estábamos juntos incentivándonos para probar nuevos trucos y progresar cada vez más. Entonces todos comenzamos a evolucionar en el deporte. A fin de ese año se realizó una competencia para definir quién iría a competir el Campeonato Europeo. Yo hice una buena pasada, con buenos trucos, pero tuve una caída, y no pude participar de aquel Campeonato. Me quedé en casa entrenando sin viajar; la verdad es que en ese momento no me interesaba mucho el Campeonato, yo sólo quería andar en mi tabla de wakeboard y progresar cada vez más. Al año siguiente participé del Campeonato de Europa, con lo cual ese año de mucho entrenamiento valió la pena.

Entre mis amigos, siempre decíamos qué bueno sería si pudiéramos simplemente vivir del deporte que amábamos y ser atletas profesionales, porque en ese entonces el wakeboard en cable en nuestro país era muy poco conocido y éramos pocos los que lo practicábamos. Cuando veíamos a los skaters y snowboarders que tenían sponsors y les pagaban sólo por hacer deporte nos resultaba algo increíble y era un sueño para nosotros. Entonces cuando tuve mi primer sponsor era tan grande la emoción que sentía, que por las noches no podía dormir pensando en que sólo me quería poner la tabla y tirarme al agua. Incluso hoy, cuando veo mi nombre escrito en el chaleco salvavidas y en la tabla es algo que no puedo creer. Un sueño hecho realidad.

-Sofy Grimau: ¿Cómo es un dia en la vida de Lior Sofer?

-Lior Sofer: Hoy en día, cuando estoy en casa, me despierto todas las mañanas y después de lavarme los dientes saco a pasear a mi perro, luego vuelvo a casa, tomo el desayuno y descanso un rato mientras respondo algunos emails y limpio y acomodo la casa. Luego a media mañana, manejo hasta el lago para estar con todos mis compañeros y hacer mi sesión de entrenamiento. Del lago me voy al kinesiólogo, vuelvo a casa para almorzar y dejar a mi perro. A la tarde me reúno con el entrenador del equipo Israelí y todos los integrantes para seguir entrenando y mantener el físico en forma. Una vez finalizado eso, regreso a casa a la tardecita para relajarme, estar con mi perro y encontrarme con amigos.

-Sofy Grimau: Cuando vas al cable a andar, ¿tenés alguna rutina organizada de entrenamiento o sólo te tirás al agua y hacés lo que surja? Y si querés bajar un truco nuevo, ¿vas al cable exclusivamente a aprender eso o salís a andar y probás el truco de tanto en tanto hasta que salga?

-Lior Sofer: Cuando voy al cable a entrenar, comienzo con una buena entrada en calor fuera del agua, lo que me permite mantener mi cuerpo en buen estado y considero que es muy importante. Luego de eso, me tiro al agua y hago una sesión corta sólo jugando y divirtiéndome en los rails y trucos chicos en los kickers para terminar de entrar en calor. Terminada esa sesión, salgo del agua y me siento a descansar un poco, charlar con amigos, tomar aire e hidratarme. Después de un rato me vuelvo a tirar al agua y en la segunda sesión comienzo a practicar trucos más difíciles y a hacer los que ya tengo para mantenerlos. Es en ese momento cuando entre todos nos motivamos para probar nuevos trucos y algunos de ellos se logran. Trato de seguir esta rutina, pero muchas veces me encuentro divirtiéndome y haciendo freeride. Entonces intento sostener esta rutina estructurada de entrenamiento por lo menos 3 veces por semana. Pero definitivamente lo más importante es entrar en calor antes de tirarme al agua y elongar después, asi al dia siguiente puedo volver y no me encuentro con los músculos fatigados ni dolorido.

-Sofy Grimau: Sabemos que tu riding es increíble tanto en airtricks (trucos aéreos realizados con la propia tensión del cable) como en los obstáculos, pero todos los wakeboarders del mundo y particularmente los argentinos, nos deleitamos con tus airtricks. ¿A qué edad comenzaste a practicarlos? ¿Te gustan más los airtricks que los obstáculos o ambas cosas por igual? Y, ¿qué recomendación podés darle a aquellos que quieren aprender y progresar con esta modalidad trucos (airtricks)?

-Lior Sofer: Muchas gracias, aprecio mucho que tengan ese concepto de mi riding y me da energía para seguir entrenando y aprendiendo cosas nuevas.

Cuando comencé con el wakeboard no había obstáculos en el lago. Era un cable-ski que te remolcaba simplemente para dar vueltas con los esquíes o la tabla de wakeboard. Entonces imagínense un lago enorme sin nada adentro, sin rampas ni tubos ni barandas… ¿es raro no? Sin obstáculos y con una tabla de wakeboard en los pies, nosotros lo único que queríamos era encontrar la manera de despegar del agua, saltar bien alto, volar mucho y empezar a hacer flips. Así aprendí de chico a hacer airtricks. Hoy en día, los cables tienen muchos obstáculos en los que el rider puede aprender nuevos trucos y progresar, hasta que de golpe en una recta encontrás un lugar vacío que resulta ser un punto perfecto para hacer airtricks.

A los que quieren aprender a hacer aitricks o quieren progresar, lo primero que les digo, es que lo pueden lograr, es sólo cuestión de práctica. Cuando quise aprenderlos, lo primero que hacía era imaginarme a mi mismo haciendo aquel truco aéreo que tanto quería lograr. Sé que suena fácil decirlo, pero no hacía simplemente eso, sino que además, dividía el truco en 10 imágenes distintas para poder imaginarlas y figurar cada momento de ese truco en mi cabeza. Entonces comenzaba a imaginar cada movimiento específico que tenía que hacer y lo practicaba repetitivamente en mi cabeza y fuera del agua, para luego ir al cable e intentarlo sin dudarlo. Hoy todo resulta un poco más fácil con las redes sociales, ya que podemos observar un video, incluso en cámara lenta, si  es necesario para ver cada movimiento del truco y luego copiarlo. Otra técnica que utilizaba mucho era acortar la soga del manillar lo que hacía más fácil el despegue del agua y me daba más tiempo en el aire. Y también a veces resulta más cómodo practicarlos en el cable lineal que en el circular, ya que podemos regular la velocidad, y las caídas y golpes, si suceden, suelen ser menos fuertes que en el cable circular.

A mi particularmente me encanta estar sobre la table, me gustan los aitricks, los kickers, los rails, mi preferencia es estar haciendo wakeboard y practicando todo, jaja. 

Sofy Grimau: ¿Qué significa el wakeboard para vos? ¿Es una forma de vida?

-Lior Sofer: Siempre soñé con poder vivir del wakeboard y haberlo conseguido es un regalo de la vida que aprecio mucho. Desde que es mi trabajo, lo hago lo mejor que puedo y  lo disfruto y agradezco cada momento en que estoy sobre mi tabla, porque trabajar de lo que uno ama es lo mejor que te puede pasar.

-Sofy Grimau: ¿Qué lugares del mundo elegís para una temporada de entrenamiento y por qué?

-Lior Sofer: Diría que simplemente me gustan los países calurosos… Cuando comienza el invierno en Europa trato de irme al Este (Thailandia, Filipinas, Australia)… no me atrae mucho el invierno, soy más del verano, jaja…

-Sofy Grimau: ¿Cuando venís a visitarnos a Argentina? ¿Nos podremos dar el lujo de verte andar en vivo en el Mundial en febrero?

-Lior Sofer: El plan es ir a Argentina para competir el mundial de Cable en febrero, ¡asi que sería un honor poder compartir nuestro deporte con todos ustedes ahi!

Quisiera agradecer a mis sponsors por ayudarme a concretar mis sueños y permitirme hacer lo que amo. Dup Wakeboards, Ayelet Israel Sport, WaxThat, Vivida Lifestyle, 4Boarder, LakeTLV, Tna Cable Park, Pod Active. Y a mi familia y amigos que están siempre al lado mío. Quiero agradecer a todos los que leyeron esta increíble entrevista y espero les de energía para seguir haciendo wakeboard y progresando. Nos vemos pronto en el agua. Saludos a todos, Lior.

Gracias Lior por esta gran oportunidad que nos diste de entrevistarte exclusivamente y contarnos todo acerca de tu vida profesional como deportista.

Es un placer para nosotros contar con este espacio exclusivo en el que presentamos a las figuras más conocidas del deporte tanto local como internacional; un espacio que pronto se irá ampliando para conocer un poco acerca de otros deportes extremos y sus referentes nacionales. No duden en consultarme en instagram via inbox cualquier curiosidad que tengan acerca del wakeboard. Instagram: @sofygrimauu.

Sin más, ¡nos despedimos hasta la próxima!  Keep on riding….

arte@barcosmagazine.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT