Home / destacadas  / Wakeboard cable

Wakeboard cable

Sofy Grimau tiene 31 años y es wakeboarder profesional. Vive en Buenos Aires y representó al país en los Juegos Odesur de Colombia en el 2010 y luego en los Juegos Odesur de Ecuador en

Sofy Grimau tiene 31 años y es wakeboarder profesional. Vive en Buenos Aires y representó al país en los Juegos Odesur de Colombia en el 2010 y luego en los Juegos Odesur de Ecuador en el 2011 (lancha). A partir del 2013 comenzó a dedicarse exclusivamente a la modalidad Wakeboard Cable. En 2016 resultó Campeona Argentina, ganando las 6 fechas del circuito que se llevó a cabo alrededor del país. Producto de ello, participó del Mundial de Wakeboard Cable 2016, en México (IWWF Cable Wakeboard World Championship) logrando el 9no puesto. Ese mismo año fue elegida Panamerican Rider of the Year 2016 (ROTY 2016) por la federación mundial IWWF (International Waterski and Wakeboard Federation). En el 2018 fue coronada Campeona Argentina nuevamente, ganando el Campeonato Argentino de Wakeboard cable fiscalizado por la Fadew (Federacion Argentina de Esqui y Wakeboard), en Zárate.

En esta nota, exclusiva de wakeboard Sofy nos va a contar un poco de qué se trata el wakeboard en cable, dónde se practica, y cómo pueden hacer para ir a practicarlo cuando quieran.

Actualmente el wakeboard en esta modalidad (cable) es una de las formas más elegidas por los aficionados para practicar el deporte. Esto se debe a lo sencillo que resulta acceder a un predio de estos, llamados Cable Parks y las facilidades que nos ofrecen. Hoy podemos encontrar Cable Parks en casi todo el mundo y hace alrededor de 8 años llegaron a la Argentina para quedarse. Por lo general estos predios ofrecen al rider (persona practica el deporte) el lugar para desarrollar la actividad, vestuarios y servicios gastronómicos para poder salir del agua, cambiarse y comer algo o simplemente disfrutar de un día al aire libre y ver a otras personas haciendo wakeboard.

A diferencia del wakeboard en lancha, donde el rider utiliza la ola de la estela para hacer los trucos, en el cable, el rider utiliza una variedad de obstáculos para realizar distintos trucos. Los obstáculos de un circuito de cable suelen ser rampas, barandas, tubos y otros combinados.

En la Argentina, contamos tanto con cables lineales como con cables circulares (fullsize cable). El lineal es un sistema de 2 torres unidas por un cable de acero que va y vuelve en forma recta, ofreciendo un circuito de obstáculos que el rider puede utilizar de ida y de vuelta. El cable circular es un sistema de 5 o 6 torres unidas por un cable de acero que gira constantemente ya sea en sentido horario o antihorario, ofreciendo un circuito mucho más grande que el lineal y pudiendo acarrear hasta 10  o más riders a la vez. Este sistema, por lo general nos brinda una mayor cantidad y variedad de obstáculos.

Actualmente contamos con cables lineales en Buenos Aires y el interior del país (Neuquén, Córdoba, Rosario, Chaco, Corrientes, Mendoza, La Pampa). En Buenos Aires puntualmente los encontramos en Hudson, Caning, Luján, Benavidez, Pilar, Zárate, San Pedro y San Nicolás. Y los fullsize (cables circulares) llegaron hace poco al país y están situados uno en Zárate y el otro en Rosario.

Es bueno saber, sobre todo para los que se inician en el deporte, qué diferencias hay, a grandes rasgos, entre un cable lineal y uno circular.

En los cables lineales, el interesado deberá reservar su turno anticipadamente a través de la página web del Cable Park al que asistirá. Los turnos son de una duración de 20 minutos dentro de los cuales el rider podrá aprender a pararse sobre la tabla o desarrollar maniobras acordes a su nivel. Cada Cable Park, tanto lineal como circular cuenta con sus propios instructores y ofrecen clases para todos los niveles. En un cable lineal el rider atravesará el circuito de ida y de vuelta para poder utilizar los obstáculos como elija durante su turno y cada vez que se caiga, el driver (persona que maneja el cable) llevará el manillar hasta el lugar de la caída para que el rider vuelva a levantarse desde donde se cayó. Por lo general los Cable Parks lineales solicitan al rider que se presente unos minutos antes de su turno para poder cambiarse y empezar a horario, de manera tal de no atrasar el resto de los turnos, ya que son seguidos. En estos cables se anda de a uno a la vez. Por otro lado, en los cables circulares, no hay necesidad de solicitar turno ya que el sistema de cable puede acarrear hasta 10 personas a la vez y a medida que se van cayendo van entrando los que estén a la espera de un manillar libre, en el pontón de largada y así sucesivamente. En el cable circular, el rider puede llegar cuando quiere y comprar un pase de 2hs, 4hs o día completo para empezar a andar sobre la tabla cuando quiera. Por lo general los horarios de los cables tanto lineales como circulares son de 10am hasta que caiga el sol en verano y de 12am hasta que caiga el sol en invierno. Algunos de martes a domingos y otros, de miércoles a domingos, dependiendo el Cable Park (sábados y domingos por lo general operativos desde las 10 am). De esta manera, en un cable circular, el rider estará practicando el deporte con varias personas a la vez y cada vez que se caiga, tendrá que nadar hasta la costa, sacarse la tabla y volver caminando hasta el pontón de largada para comenzar otra vez. El rider podrá utilizar el tiempo del pase que haya comprado como guste, pudiendo descansar o tomar/comer algo entre sus caídas hasta que decida volver a empezar, o administrando el tiempo de riding  y descanso como más desee.

Por lo general, los iniciantes optan por cables lineales hasta adoptar un nivel que les permita poder hacer el recorrido del cable circular parados sobre la tabla sin caerse. A veces, para los incitantes puede resultar un tanto cansador intentar salir y caerse constantemente en un cable circular, ya que a cada caída deberán sacarse la tabla, nadar hasta la costa y volver al pontón de largada para intentarlo de nuevo. Es por esto justamente que los cables circulares tanto el de Zárate como el de Rosario, cuentan con un cable lineal al lado del circular, para que el que se inicia en el deporte pueda dar sus primeros pasos en el cable chico (lineal) y luego pasar al grande (circular). Generalmente, el iniciante logra rápidamente el progreso necesario para poder pasar del cable lineal al circular. Muchas veces el mismo día que se inician logran dar sus primeros pasos en el cable grande.

Otro dato importante a tener en cuenta es que, tanto los cables lineales como los circulares cuentan con alquileres de equipo, desde tablas, chalecos salvavidas, cascos y trajes de agua si es necesario, para todos los tamaños y edades. De esta manera el que quiera probar el deporte, tendrá la posibilidad de practicarlo sin tener la necesidad de comprarse el equipo necesario.

Por último y para cerrar esta primera nota dedicada a este grandioso deporte, cabe destacar que es un deporte que ofrece facilidades para poder practicarlo con constancia, ya sea los fines de semana o durante la semana. Simplemente se requiere de un turno previo en el caso de un cable lineal, o directamente asistir al predio en el caso de un cable circular. El rider sólo tiene que llegar al Cable Park, ponerse la tabla y salir a disfrutar de su sesión. De esta manera, pudiendo practicar el deporte con constancia, en poco tiempo y para sorpresa de muchos, se logran grandes progresos que motivan a los aficionados a querer probar nuevos trucos y maniobras o a poder practicar el deporte cada vez más seguido.

arte@barcosmagazine.com

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.